+34 926 80 23 26        info@laquesera.es

¿ES BUENO COMER QUESO MANCHEGO?

Todas las madres del mundo consideran la leche como un alimento esencial para el crecimiento de sus hijos. Pero, sin embargo, y erróneamente, no piensan lo mismo del queso o de otros productos lácteos.

Cuando hablamos de productos lácteos, nos referiremos únicamente a la leche entera, yogurt natural sin azúcar o a quesos de buena calidad, preferiblemente curados. Y mejor aún, si son Queso Manchego.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL QUESO MANCHEGO

Ningún alimento se puede considerar totalmente bueno o totalmente malo. Siempre dependerá de aspectos como:

  • La cantidad que se tome y la calidad o composición del propio alimento.
  • La calidad de la dieta en conjunto de cada persona.
  • Los hábitos de vida, más o menos sedentaria y de la actividad física que se desarrolle.
queso bueno para todos

CUÁNTO QUESO COMER AL DÍA

Dentro de los distintos niveles de la pirámide alimenticia, los productos lácteos de calidad ocupan un lugar cerca de la base, junto a otros alimentos esenciales y que deben tomarse todos los días.

Es recomendable tomar a diario dos raciones de ellos. Lo que supondrían dos vasos de leche, dos yogures o entre 80 y 100 gramos de queso fresco y entre 40 y 60 gramos si el queso es curado.

queso y aguacate

EL QUESO EN LA DIETA

Es cierto que el queso es un alimento con un alto contenido calórico y de grasas saturadas. Pero gran cantidad de estudios recientes  muestran que sus efectos sobre la obesidad, sobre las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión o la diabetes, son más beneficiosos que perjudiciales.

Una tapita de queso para dos, consistente en ocho cuñas de bocado, pesan 100 gramos y contienen unas 400 kcal. El equivalente, por ejemplo, a 100 gramos de galletas, pero con tan solo un 5% de carbohidratos.

El queso manchego contiene aproximadamente un 18% de grasas saturadas. Una deliciosa fuente de energía que nos aporta, además, ácidos grasos como el Omega-3 y el Omega-6, buenos para el crecimiento, para los sistemas inmunológico y nervioso, así como para ciertos tipos de cáncer, como el de colon.

En pocas palabras, no se puede relacionar la obesidad con un consumo moderado de queso.

queso y embarazo

QUESO MANCHEGO Y EMBARAZO

En embarazadas está contraindicado el consumo de quesos tiernos o de leche cruda, los quesos industriales, o aquellos que contengan mohos, (tipo queso azul).

El queso de oveja curado, siempre respetando la ingesta diaria recomendada, es rico en vitamina A, D, B6 y B12, así como en ácido fólico, beneficioso durante el embarazo y la lactancia.

Es recomendable quitar totalmente la corteza, ya que en está puede encontrarse algún microorganismo. La corteza del queso manchego, tiene la misma composición que el resto del queso y se forma por desecación, debida a la diferencia de humedad relativa entre el propio queso y la cámara de maduración.

En este proceso, se suelen formar mohos, que se eliminarán mediante el cepillado. El color, a menudo grisáceo de los quesos manchegos se debe a los restos de dicho moho que permanecen tras el cepillado.

Es muy frecuente el que el queso manchego se comercialice sin envasar, con la corteza como única protección exterior. Por eso es conveniente quitarla, ya que supone un mal sabor y riesgo para la salud.

¿QUE ES LA LISOZIMA?

La lisozima es un derivado del huevo cuyo uso está autorizado en la elaboración de vinos y quesos. En el caso de los vinos, ayuda al control de la fermentación, mientras que en los quesos se usa para evitar lo que se denomina como «hinchazón tardía».

La «hinchazón tardía» se produce a las pocas semanas de curación, debida a algún resto de la bacteria clostridium que ha sobrevivido al proceso de pasteurización. Dicha bacteria produce en el interior del queso ácido butírico, dióxido de carbono e hidrógeno. Causa de la hinchazón y el agrietado, además de grandes deficiencias de sabor y aroma.

Solo los procesos más exigentes en higiene y frescura de la leche y en general en todo el proceso de fabricación, garantizan como resultado el mejor queso manchego, sin la necesidad de añadir lisozima que puede producir en personas sensibles reacciones adversas, por lo que está desaconsejado.

EL QUESO MANCHEGO Y LAS PERSONAS MAYORES

Las personas con edad avanzada, suelen sufrir cierto deterioro en su sistema digestivo que les produce algún déficit en la absorción de los nutrientes. Por ejemplo, desde la masticación.

Para los mayores el queso es un alimento rico en energía, proteínas y otros nutrientes como el calcio, magnesio, zinc, fosforo y vitaminas.

El alto contenido en proteínas del queso favorece la conservación de la musculatura, reduciendo así, el riesgo de sufrir caídas.

Además de ser beneficioso para diferentes enfermedades y favorecer una mejor respuesta inmunológica, cada 100 gramos de queso contienen 75 miligramos de calcio; seis veces más que 100 gramos de leche entera de vaca. Por lo que ayuda a mantener la densidad mineral ósea y evita la osteopatía y la osteoporosis.

Los amantes del queso saben todo esto y saben, además, que es bueno también para la mente y para ser un poco más felices, con el placer que nos produce su delicioso sabor. Y si es Queso Manchego mucho Mejor.

Fuentes:

Influencia de la alteraciones digestivas en la población senior. Universidad Politécnica de Valencia.

Guía de Prácticas de Nutrición y Dietética. Universidad Complutense de Madrid.

Consumo de queso y lácteos y enfermedades crónicas asociadas a obesidad, ¿amigo o enemigo?

Quizás también te interese leer…

POR FIN VERANO

POR FIN VERANO

Lo primero de todo desear que todos estén bien y enviarles un sentido...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
Tu Carrito